¿Cómo encontrar el kínder ideal para tu hijo?


Sabemos que cuando llega el momento de que nuestros hijos inicien su educación preescolar surgen todo tipo de dudas y preocupaciones. Esta será su primera experiencia real en un mundo que como padres no podemos controlar.

Pero no te preocupes, es una etapa normal en la que la preocupación es parte del proceso.

Primero debemos aclarar que una guardería y un preescolar o kínder no son lo mismo, aunque operan de manera similar y son regulados por los mismos organismos.

Las guarderías aceptan bebés desde que son recién nacidos y hay bebés de distintas edades, mientras que en los preescolares generalmente los dividen por grupos de acuerdo a su edad. Tanto en guarderías como en preescolares, tienen planes de estudios o actividades estructurados.

A continuación te brindamos algunos consejos que te podrán ayudar a encontrar un buen daycare o kínder para tu pequeño:

 

  1. Empieza temprano tu búsqueda

Es recomendable que presentes solicitudes aunque falten meses para que llegue esta etapa en la vida de tu hijo, ya que los centros preescolares de calidad son escasos y por lo tanto su cupo es limitado. También es aconsejable que presentes solicitudes en más de una escuela por si no la aceptan en tu primera opción.

 

  1. Organiza tus prioridades

Lo primero que debes hacer es pensar qué es lo que quieres y qué consideras lo más importante para ti y tu bebé:

  • ¿Estás buscando un preescolar cerca de tu casa o trabajo? ¿Cerca de la casa de tus padres que te ayudaran a cuidarlo por las tardes?
  • ¿Quieres que ofrezca la opción de comedor para que tu hijo o hija pueda desayunar o hacer sus snacks ahí?
  • ¿Buscas un preescolar que ofrezca un programa de aprendizaje específico como Montessori?
  • ¿Quisieras que ofrecieran clases como música o arte?

Haz una lista de lo que es más importante para ti para poder empezar a evaluar todas tus opciones.

 

  1. Investiga

 

  • Identifica los preescolares con mejor reputación. Tus amigos y familiares te pueden contar qué es lo que les gusta de las escuelas de sus hijos. Casi siempre, las recomendaciones personales son las mejores.
  • Pregúntale a los expertos
  • Busca en internet.
    • De las escuelas que te recomienden familiares, amigos o incluso expertos, date una idea visitando su página o redes sociales.

 

  1. Visita el lugar
  • Acércate primero por su página de internet o teléfono para hacer algunas preguntas como el costo, fechas de inscripciones, etc. Pero para realmente darte una idea del lugar, tendrás que ir personalmente y recorrerlo. Una vez estando ahí, asegurarte de resolver todas tus dudas.
  • Revisa que la escuela tenga un ambiente cálido, limpio y seguro. La seguridad es muy importante. Observa si tiene salidas de emergencia, escaleras, si hacen simulacros, etc.
  • Pide que te muestren el horario de las actividades diarias y las reglas del preescolar. Presta atención a lo que te dice tu instinto acerca del lugar y cómo responde el director a tus preguntas.
  • Observa de cerca cómo interactúan las maestras con los niños. Asegúrate que sean amigables, cariñosas, y alentadoras.

 

 

  1. Habla con otros padres
  • Pregunta a algunos padres de los colegios que visites las razones por las cuales tienen a sus hijos ahí.
  • Hazles preguntas como qué les gusta del kínder o guardería, que mejorarían; pídeles que te cuenten alguna anécdota de su experiencia, buena o mala.
  • Algunos colegios te pueden proporcionar una lista de padres de familia con los que puedes hablar.

 

  1. Pon tu nombre en la lista de espera

 

A veces los kinders o guarderías, sobre todo los que son muy buenos no tienen lugares disponibles, no te desesperes si esto sucede, pon su nombre en la lista de espera y puedes escribir una carta explicando por qué te gustaría que tu hijo entrara ahí. Aunque eso no garantice tu hijo entre de inmediato, no tienes nada que perder, pero por eso es importante ser precavidos y presentar varias solicitudes en diferentes escuelas.

+ There are no comments

Add yours