5 Frases que nunca debes decir a un niño:


“Deberías de ser como tu hermano” y “Te va a llevar el coco” son frases muy obvias que ya sabemos que no debes decir a nuestros niños. Te compartimos unas cuantas frases más que pueden no ser tan obvias, pero es mejor evitarlas:

 

  1. “Te voy a dejar aquí si no te apuras”

Un niño pequeño no entiende el tiempo como el adulto. A veces decimos esto sin pensar en el impacto que podría tener. Podríamos estar haciendo sentir a nuestro hijo ansiedad por ser abandonado sin darnos cuenta.

 

  1. “Nunca haces lo que te pido”

Esta frase es muy común pero poco real. Seguro que tu hijo ha hecho lo que le pides más de una vez, por lo tanto decir “nunca” no es adecuado.

Si un niño recibe este tipo de frases contantemente puede empezar a sentir que no puede hacer nada bien o que no vale la pena intentarlo, pues su esfuerzo no será reconocido.

 

  1. “No hables con extraños”

Esta frase es algo compleja y difícil de entender para un niño. Puede que él no reconozca a una persona que se porta muy amable con él o ella como un “extraño”. Mejor explícale qué hacer si una persona que él o ella nunca ha visto, por más amigable que le parezca, le ofrece llevarlo a casa, darle un dulce o cualquier otra cosa.

Explícale que no todas las personas tienen las mejores intenciones y aunque debe tratar a todos con respeto y amabilidad, si no conoce a una persona será mejor que te busque a ti antes de seguir una conversación con esa persona.

 

  1. “No habrá postre hasta que termines de comer”

Trata de sustituir esta frase por algo como: “Primero terminamos la comida y después sigue el postre”. Te parecerá un simple cambio de palabras, pero la segunda frase tiene un efecto más positivo en tu hijo. Al condicionar el postre, haces que tu hijo inconscientemente quite valor a la comida y asocie “comer” con algo que será seguido siempre por un premio o recompensa.

 

  1. “¡Ten cuidado!”

Esta expresión puede ser buena y mala a la vez. Si un niño está jugando en el parque y le gritamos esto en tono asustado mientras está en un pasamanos, por ejemplo, probablemente ocasionará que el niño se distraiga, caiga y además se quede con una mala experiencia del pasamanos o de los juegos en general.

Procura usar esta frase en un ambiente tranquilo, antes de que el niño esté involucrado en alguna actividad.

+ There are no comments

Add yours