Ideas nutritivas para el lunch de tu hijo:


 

Smoothies de frutas:

Los smoothies son una excelente opción para introducir hasta tres porciones de fruta y fibra en la dieta de tus hijos, además la variedad de ingredientes es infinita.

Puedes combinar diferentes ingredientes y frutas con distintas propiedades. ¡A los niños les encantan!

¡Haz click en este link para una receta de smoothie en menos de 5 minutos!

https://www.youtube.com/watch?v=4NxaROfwnFI

Queso:

El queso es un alimento alto en proteína y calcio. Puedes acompañar pequeños cubos de queso con galletas altas en fibra o granos para un refrigerio completo. Para hacer este snack más divertido, intenta cortar el queso en diferentes formas con cortadores de galletas.

Crema de cacahuate:

La crema de cacahuate es rica en proteína y fibra. Puedes mezclarla con pan o galletas de granos, y agregar una porción de fruta como plátano o manzana para un refrigerio lleno de nutrientes, que además le dará la energía suficiente a tu pequeño para continuar con su día en el colegio. Si te preocupan los conservadores y el azúcar, puedes optar por hacer tu propia crema de diferentes nueces sin conservadores o aditivos o comprar una opción más natural en el supermercado.

Fresas:

Como mamás, sabemos que los plátanos y las manzanas son frutas muy cómodas: A cualquier niño les gustan, son muy fáciles de transportar, y tardan más en echarse a perder.

¡Pero no olvidemos las fresas! También son una excelente opción para niños, especialmente los más grandes que ya han sido probado sabores más ácidos.

 Yogurt

El yogurt bajo en grasa es una excelente fuente de calcio y a los niños les encanta. Para agregar sabor y valor nutricional, puedes mezclarlo con fresas, moras, nueces, o avena. Si hace calor, puedes hacer paletas heladas de yogurt con fruta como una excelente y nutritiva alternativa de postre o dulce.

 Huevo:

Un huevo provee a un niño de 4 años con casi un tercio del requerimiento de proteínas que necesita consumir por día. Puedes tener a la mano algunos huevos cocidos en tu refrigerador (duran frescos 6 días) para usar cuendo necesites un refrigerio de emergencia rico en nutrientes.

Humus:

El humus es una pasta o puré de garbanzos que se usa como dip y puede combinarse con muchos alimentos.

Es excelente para los niños pues su textura es lo suficientemente gruesa para no ensuciar, además contiene folato, vitamina B6 y hierro.

Puedes poner en la lonchera de tu hijo un contenedor con humus y otro con verduras como apio, zanahoria o pepino para untarlas en el humus. También puedes poner galletas saladas bajas en sodio o hacerle un sándwich con pan pita.

 Pera:

La pera es rica en fibra y está disponible en el súper mercado durante todo el año.

Puedes combinar la pera de muchas maneras y así darle variedad a la dieta de tu hijo.

Algunos días puedes mandarle pera en pedacitos con un poco de queso cottage, otros días pedacitos de pera envueltos en rebanaditas de pechuga de pavo.

También puedes hornear la pera con un poco de canela y mandarla como postre.

 

 

 

+ There are no comments

Add yours