Principales responsabilidades de una guardería privada:


El personal de una guardería privada debe cumplir con la reglamentación estatal para este tipo de centros, relacionados con la seguridad civil y el cuidado de niños. Además, tienen la responsabilidad de brindar programas seguros y divertidos para satisfacer las necesidades de los niños y dar tranquilidad a los padres.

Es importante que tanto dueños de guarderías privadas como padres de familia conozcan estas responsabilidades para operar el centro con los máximos niveles de seguridad y saber cuáles medidas exigir a los centros en caso de faltar alguna.

 

Cuidados y personal:

 Satisfacer las necesidades de los niños es prioridad en un centro de desarrollo infantil. Estas necesidades básicas incluyen cambiar su pañal, ayudarlos a ir al baño, mantener higiene básica, garantizar una buena alimentación a lo largo del día, entre otras cosas.

Para satisfacer estas necesidades, el personal de una guardería debe seguir las pautas de la proporción entre el personal y número de niños. Estas proporciones varían según la edad, ya que suelen ser menores para infantes, y mayores para niños más grandes.

Antes de inscribir a tu hijo en una guardería o kínder, asegúrate de que cumplan con el requisito de número de empleados o formadoras por niño.

 

Seguridad y regulaciones:

 En México, cada estado establece regulaciones específicas para ayudar a guarderías privadas a crear un entorno seguro para los niños. Muchos estados exigen, por ejemplo, que todos los miembros del centro se capaciten en primeros auxilios, RCP y protección contra el abuso infantil.

Se debe tener un archivo con antecedentes médicos de cada niño y el contacto de su médico. Asimismo, todo el personal debe estar al tanto de las alergias por si ocurriera alguna emergencia.

El personal encargado de la preparación de alimentos debe ajustarse a ciertas regulaciones para garantizar una preparación y almacenamiento adecuado.

Además, el personal de una guardería privada también debe cumplir con regulaciones estatales relacionadas con elementos a prueba de niños y seguridad contra incendios.

 

Actividades, aprendizaje y juego:

 Parte del programa de muchas guarderías incluye actividades educativas y de estimulación en el día para promover el desarrollo mental e intelectual de los pequeños.

Esto implica muchas cosas, entre ellas, la elección de un programa de estudios público que ofrezca actividades preparadas y adecuadas para cada grupo de edad.

Además, una guardería privada debería ofrecer juegos y juguetes acordes a la edad de los niños. Para los más pequeños, deberá respetarse individualmente la rutina y horarios de siesta y alimentación.

 

Acreditación de NAEYC:

 Además de las regulaciones estatales, la Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños (NAEYC, por sus siglas en inglés) acredita al personal de guarderías privadas que se ajusta a un conjunto de pautas específicas. Si bien, la acreditación NAEYC no es obligatoria, obtenerla mejora la imagen del personal de una guardería, distinguiéndolo como personal de alta calidad que cumple con estándares profesionales. Además de los requisitos de seguridad básicos, una guardería privada que desea obtener la acreditación NAEYC debe cumplir con los requisitos de programas educativos y contratar a docentes con títulos en educación infantil u otras credenciales.

 

+ There are no comments

Add yours